Adexus

El futuro del data center y los servicios Cloud para 2022

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Los nuevos desafíos dentro del panorama laboral produjeron un inevitable avance en los procesos de transformación digital y modernización tecnológica que ya estaban en el radar de las empresas a nivel mundial y nacional. Esto se plasmó con la inversión en la consolidación de servicios Cloud y Data Center para facilitar y asegurar el flujo de información.

Las organizaciones del país ya han logrado superar la etapa inicial del aprendizaje de consumo de servicios de la nube, pasando con distintos grados de madurez, al proceso de adopción. La mayoría de los líderes TI ya tiene en su roadmap de proyectos el despliegue de nuevos planes en nubes públicas o migración de cargas hacia ambientes cloud públicas, mejor preparados para tareas específicas como los servicios web de alto tráfico. 

Nuestro SME de Soluciones Cloud en Adexus, Christian Matus nos señala que “el desafío ya no está en la infraestructura o Data Centers, sino en la adopción de Cloud de la mejor forma posible, aportando experiencias, historias reales y conocimiento en proyectos donde el riesgo está controlado y las áreas de conocimiento son cubiertas por capacidades propias o de partners”.

Por otra parte, los líderes TI en clientes (CIOs) deben ser capaces de poder llevar a los usuarios finales nuevos servicios que puedan impulsar el éxito del core business. El ejemplo más claro de esto se produjo durante la pandemia, donde la nube habilitó rápidamente nuevos canales de venta a marcas del retail. Estas ventas antes de 2019 se realizaban mayoritariamente de forma presencial en tiendas, sin embargo, en la pandemia se vieron en la necesidad de operar de forma parcial o simplemente dejar de operar por varios meses.

Chile como polo de inversión

Chile, es uno de los países que más ha demostrado su crecimiento en la inversión para la instalación de servicios cloud con capacidad de clase mundial. El gran desafío ahora está en perfeccionar los servicios que permitan el funcionamiento de operaciones de las empresas sin interrupción, a pesas de las eventuales dificultades que pueda causar la adopción de nuevas capacidades, considerando la demanda existente.

Para avanzar, es vital establecer una estrategia sólida basada en una correcta combinación tanto de servicios Cloud privada como pública.

Debemos continuar en el camino hacia una infraestructura como utility, donde el procesamiento sea cada vez más independiente o relativo en torno a donde se aloje físicamente el equipamiento, pero teniendo foco en la flexibilidad y capacidad de crecimiento, como en servicios que agregan valor al negocio como los proyectos de Machine Learning y gobierno de datos. En este punto, es importante enfocarse en construir infraestructuras de procesamiento de alta confiabilidad, delegando al proveedor cloud la responsabilidad de aspectos técnicos como actualización tecnológica y limitaciones de crecimiento.

Compártelo en

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest

Desarrollo web por Rocket Media